Noticias

Toyota alza vuelo: inicia el desarrollo de su primer prototipo de taxi volador eléctrico

Toyota alza vuelo: inicia el desarrollo de su primer prototipo de taxi volador eléctrico

31/01/2020


Para el fabricante de vehículo japonés Toyota, el transporte aéreo es un objetivo a largo plazo que requerirá de toda la atención y una importante inversión de la empresa, con el objetivo de alcanzar un temprano posicionamiento en la movilidad aérea urbana.


Así, la empresa anunció una inversión de US$394 millones en la empresa estadounidense Joby Aviation, centrada en el desarrollo de aeronaves eléctricas de despegue vertical con potencial para uso urbano como taxis voladores, según publicó la web Excelencia del Motor.


“De hecho, la inversión de Toyota supone un compromiso sin precedentes de dinero y recursos para la empresa y el nuevo sector”, según explicó el fundador y CEO de Joby Aviation, JoeBen Bevirt.


Además de la inversión económica, Toyota compartirá con su socio estadounidense su experiencia en materia de desarrollo, calidad y control de costes para el proyecto de creación de su aeronave eléctrica de despegue y aterrizaje vertical (eVTOL).


Fundada en 2009, Joby Aviation está desarrollando un pequeño avión eléctrico de despegue y aterrizaje vertical de cinco plazas, como un helicóptero. La futura máquina tiene un alcance de más de 240 kilómetros para una velocidad máxima de 320 km/h.


Está diseñado para transportar cuatro pasajeros y un piloto, un enfoque que difiere del de rivales como Kitty Hawk, una creación del cofundador de Alphabet, Larry Page, cuyo vehículo Cora cuenta con dos asientos y está destinado a volar de forma autónoma, sin un piloto a bordo.


Apoyado por múltiples inversores y empresas desde su inicio (incluidos los fondos de capital de riesgo de Toyota, JetBlue e incluso Intel), en diciembre, Joby y Uber anunciaron una asociación separada para presentar conjuntamente los taxis aéreos de Joby en al menos dos ciudades, con clientes que reserven y paguen vuelos a través de la aplicación Uber.


El desafío más apremiante para Joby, que ahora tiene alrededor de 400 empleados, es obtener la certificación de la Autoridad Federal de Aviación y otras agencias reguladoras de todo el mundo. Joby dice que este es un proceso de tres a cinco años que comenzó formalmente en 2018.


La empresa prevé que para 2035 se podrá “tener una flota operativa ubicua de miles, no cientos, con un marco bien establecido para la aprobación regulatoria”.


Escrito por: Electrotransporte
Volver