Noticias

Toyota y Cruz Roja presentan la primera clínica móvil de hidrógeno en el mundo

Toyota y Cruz Roja presentan la primera clínica móvil de hidrógeno en el mundo

06/04/2021


Toyota y el Hospital Kumamoto de Cruz Roja en Japón desarrollarán la primera clínica móvil eléctrica del mundo propulsada por una pila de combustible alimentada de hidrógeno, que entrará en funcionamiento a mediados de 2022. Ambas entidades se proponen demostrar la eficacia de los vehículos eléctricos de pila de combustible - Fuel Cell Electric Vehicle (FCEV) - en el campo de la medicina y las medidas de respuesta ante desastres, así como contribuir a lograr una sociedad neutra en carbono.


Tras identificar una mayor frecuencia de tifones en los últimos años y, en consecuencia, el aumento de la necesidad de servicios médicos en las áreas afectadas por los desastres, Toyota y el Hospital Kumamoto comenzaron a trabajar conjuntamente en esta clínica móvil de hidrógeno que podría usarse para brindar servicios médicos para apoyar los esfuerzos de socorro.


Toyota es una firme defensora del hidrógeno y es uno de los fabricantes que apuesta a futuro por esta tecnología para sus coches 'cero emisiones', además de los vehículos eléctricos de batería (BEV). Por ello, esta clínica móvil toma la base de un Toyota Coaster al que se le ha equipado con la pila de combustible del Toyota Mirai, el primer vehículo eléctrico de pila de combustible de hidrógeno producido en serie en el mundo.


No hay emisiones de CO2 ni otros gases nocivos (únicamente emite vapor de agua) y ofrece una conducción con menos ruidos y vibraciones. Así, Toyota y el Hospital Kumamoto de Cruz Roja aseguran que la clínica móvil FCEV tiene la capacidad de crear un nuevo valor que no existe en las actuales clínicas móviles.


La clínica móvil FCEV puede suministrar electricidad a múltiples aparatos eléctricos gracias a que dispone de varias tomas de corriente auxiliares de 100 V (corriente alterna), tanto dentro del habitáculo como en el exterior. También está equipado con un sistema de alimentación CC externo que proporciona un suministro energético de hasta 9 kW de potencia máxima (podría cargar otro vehículo eléctrico perfectamente), con una capacidad de suministro de 90 kWh.


En el interior, el vehículo combina el aire acondicionado habitual con un sistema de circulación de aire con filtro HEPA para reducir la probabilidad de infecciones para los ocupantes. Además de brindar una ayuda muy importante en lugares donde se ha interrumpido el suministro eléctrico, este vehículo también servirá como clínica móvil en cualquier circunstancia, incluyendo la posibilidad de realizar pruebas PCR de manera itinerante.



-


Escrito por: Electrotransporte
Volver