Noticias

Volkswagen quiere potenciar red de recarga, y hacerlo democrático, en su agresiva apuesta por la electromovilidad

Volkswagen quiere potenciar red de recarga, y hacerlo democrático, en su agresiva apuesta por la electromovilidad

22/11/2021


Algunas de las más importantes marcas automotrices siguen ejecutando iniciativas que abran más el camino a las ventas de vehículos electrificados. Una de esas maneras es por medio de la inversión en infraestructura de recarga. Esta es una de las fuertes apuestas de Vollkswagen, con lo que además busca enfrentarse a Tesla.


La empresa quiere garantizar que haya suficientes enchufes de carga rápida y suficiente energía para los vehículos eléctricos que quiere vender, dice una nota de World Energy Trade; de esa manera, la empresa quiere convencer a los conductores preocupados por la autonomía de las baterías de que pueden abandonar sus vehículos de combustible fósil para siempre.


Ese es uno de los caminos de la empresa para convencer masivamente a la gente de que compre sus autos eléctricos. Es por ello que hace aproximadamente dos años, Volkswagen estrenó su división energética, Elli (Electric Life), que tiene por función proporcionar a la empresa y a los clientes de la marca “la adquisición de energía, la posibilidad de que los clientes carguen sus vehículos en casa y en la carretera, y la venta de la electricidad necesaria”.


Como parte de ello, la empresa contrató en enero de este año a la veterana del sector energético Elke Temme, quien es la responsable de cumplir con estos objetivos y poner en mejor forma a la empresa para enfrentarse a Tesla. Y para cumplir y fortalecer esto, la empresa le facilitará los recursos e inversiones importantes, lo que implica la necesidad de más personal.


Es por ello que la empresa planea duplicar la plantilla de la división de carga y energía, Elli, hasta unos 300 empleados en 2022. Este año ya había triplicado, según una declaración de Temme a Reuters.


"Estamos invirtiendo en grandes áreas de crecimiento que no siempre tienen que ser rentables de inmediato. Siempre vemos estas inversiones en el contexto general de nuestra estrategia de grupo", dijo. "Por eso es clave crear una infraestructura global".


Cargadores rápidos


Una de las miras de VW está en los cargadores rápidos, lo que para muchos analistas es crucial para la introducción definitiva de los vehículos eléctricos. La compañía espera que su red de cargadores rápidos casi se cuadruplique hasta alcanzar unos 45 mil en 2040, con 18.000 surtidores de vehículos eléctricos en Europa, 17.000 en China y 10.000 en Norteamérica.


Como sabe, en Europa, el grupo Volkswagen es accionista de la empresa de recarga rápida de la UE Ionity, junto con los fabricantes de automóviles rivales BMW, Daimler Mercedes-Benz, Ford y Hyundai; lo que le facilitará dicha expansión. Pero además ha llegado a acuerdos con varias empresas del sector de la energía, como es el caso de Iberdrola en España.


Y es que al frente tiene un Tesla. La marca norteamericana lleva años desplegando Superchargers de alto rendimiento y cuenta con una red global de unos 30.000 cargadores rápidos que, según dice, pueden dar un impulso de 200 km (125 millas) en 15 minutos. La compañía informó en octubre que su propia red se ha duplicado en los últimos 18 meses y que se triplicará en los próximos dos años.


Democrático


VW tiene previsto poner sus cargadores rápidos a disposición de todos los conductores de vehículos eléctricos, a diferencia de Tesla, que hasta ahora ha mantenido su red de supercarga sólo para los conductores de Tesla, con la excepción de un programa piloto en los Países Bajos.


Temme dijo "queremos una red de recarga abierta y no discriminatoria y desarrollaremos nuestros servicios para que nuestra oferta sea más cómoda, más sencilla y más atractiva", cita la nota de World Energy Trade.


De acuerdo con esta información, Volkswagen afirma que su enfoque abierto significa que los compradores de sus vehículos eléctricos pueden cargar en más de 250.000 puntos de recarga públicos existentes en toda Europa, de varios proveedores con distintas velocidades de carga.


El problema es que los protocolos de recarga y los métodos de pago pueden variar de un proveedor a otro, lo que puede convertir el acto de recargar un EV en una tarea lenta y complicada.


A partir del primer trimestre de 2022, Volkswagen tiene previsto ofrecer la tecnología "Plug & Charge" en Europa para facilitar el proceso.


Escrito por: Electrotransporte
Volver