Noticias

El nuevo Citroën C5 X, su versión híbrida enchufable

20/07/2022


La versión híbrida enchufable del Nuevo C5 X ofrece, como primicia mundial, la suspensión activa Citroën Advanced Comfort®, que combina el sistema de Amortiguadores Hidráulicos Progresivos® con control activo de la suspensión.

El vehículo adapta la suspensión de cada rueda para responder con más suavidad o firmeza en función de las condiciones.

Máximo Confort

Los sensores que analizan la carretera y sus irregularidades transmiten la información a un ordenador que determina continuamente la configuración correcta para garantizar el máximo confort a todos los ocupantes.

Además de los sensores del ESP, la suspensión controlada cuenta con cuatro sensores de posición vertical y tres sensores de velocidad en las ruedas para analizar los movimientos de la carrocería y el ritmo de conducción: aceleración longitudinal y lateral, velocidad de guiñada (rotación del vehículo sobre su eje vertical), ángulo del volante y velocidad de giro, posición del pedal del acelerador, presión de los frenos, carga del vehículo, etc.

La versión híbrida enchufable del Nuevo C5 X ofrece, como primicia mundial, la suspensión activa Citroën Advanced Comfort®, que combina el sistema de Amortiguadores Hidráulicos Progresivos® con control activo de la suspensión.

El vehículo adapta la suspensión de cada rueda para responder con más suavidad o firmeza en función de las condiciones.

Máximo Confort

Los sensores que analizan la carretera y sus irregularidades transmiten la información a un ordenador que determina continuamente la configuración correcta para garantizar el máximo confort a todos los ocupantes.

Además de los sensores del ESP, la suspensión controlada cuenta con cuatro sensores de posición vertical y tres sensores de velocidad en las ruedas para analizar los movimientos de la carrocería y el ritmo de conducción: aceleración longitudinal y lateral, velocidad de guiñada (rotación del vehículo sobre su eje vertical), ángulo del volante y velocidad de giro, posición del pedal del acelerador, presión de los frenos, carga del vehículo, etc.

Toda esta información se envía a una unidad de control electrónico que ajusta continuamente el comportamiento de la suspensión.

El control de la suspensión refuerza la eficacia del funcionamiento de los Amortiguadores Hidráulicos Progresivos® liberando aún más la suspensión durante la conducción en las rectas, al tiempo que garantiza un apoyo eficaz de la carrocería cuando se transportan cargas pesadas, aumentando así la sensación de seguridad a bordo.

4 modos de conducción

El Nuevo C5 X Plug-in Hybrid ofrece cuatro modos de conducción, que pueden ajustarse con el selector de modos de la consola central, para adaptar el tipo de carretera y el nivel de confort que desean el conductor y los pasajeros.

  • Modo Electric, el sistema de propulsión es, por supuesto, 100% eléctrico, con la suspensión activa Citroën Advanced Comfort® en modo normal.
  • Modo Hybrid alterna entre la conducción 100% eléctrica y una combinación de energía eléctrica y gasolina. La suspensión activa permanece en el modo normal.
  • Modo Comfort, el sistema de propulsión funciona como en el modo Hybrid, pero la suspensión activa pasa al modo Comfort.

Los modos de suspensión Normal y Comfort son similares por debajo de 50 km/h para garantizar la mejor adaptación a bajas velocidades.

Por encima de 50 km/h se diferencian para garantizar la mayor comodidad en el modo Comfort y la mejor combinación de confort y sujeción del cuerpo en función de la velocidad en el modo Normal.

  • Modo Sport, el motor de combustión funciona de forma continua y se apoya en el motor eléctrico para proporcionar la máxima potencia. Al mismo tiempo, la respuesta de la dirección, el acelerador y la transmisión automática aumenta su dinamismo. El sistema de suspensión activa también cambia a un modo Sport más preciso para aumentar el placer de conducción.

La suspensión

La suspensión funciona en dos etapas dependiendo de las condiciones de la carretera:

  • En compresiones ligeras y movimientos de muelle, el muelle y el amortiguador controlan los movimientos verticales sin necesidad de utilizar los amortiguadores hidráulicos; mientras estos amortiguadores ayudan a los ingenieros a crear vehículos con mayor libertad de movimiento, proporcionando ese efecto de “alfombra voladora”.
  • Durante las grandes compresiones y los movimientos del muelle, el sistema de suspensión trabaja conjuntamente con el amortiguador hidráulico de compresión frenando gradualmente el movimiento para evitar una respuesta brusca al final de su recorrido. A diferencia de un amortiguador mecánico convencional, que absorbe energía pero también libera parte de la misma, el amortiguador hidráulico absorbe y disipa esta energía. Por lo tanto, no hay rebote.

Escrito por: Periodista Electrotransporte
VOLVER