Noticias

Erik Zindel: LA ENERGÍA RENOVABLE VA A SER EL MERCADO DEL FUTURO, DE LA MISMA FORMA QUE HOY LO ES EL PETRÓLEO

25/08/2020


Laeliminación de los gases de efecto invernadero (GEI) es un tema crítico en unpanorama de calentamiento global, en el cual estamos obligados a encontraralternativas limpias que nos permitan seguir desarrollándonos tecnológicamente,sin afectar ni al planeta ni a nuestra salud.

Enese sentido, las empresas aspiran a lograr la descarbonización, pero esteproceso implica, entre otras cosas, el compromiso y la acción de reducir el usode combustibles fósiles y, para ello, se deben manejar una serie de estrategiascomo, por ejemplo, cambiar el empleo del gas natural por el uso del hidrógeno, alargo plazo,según señaló Erik Zindel, Head of Energy Consulting Siemens EnergyAlemania.

Actualmente,el uso de la energía fósil es la fuente de emisiones más grande de GEI,alcanzando un 68 % de las emisiones globales. El resto corresponden a laagricultura y a procesos industriales no relacionados con la energía. En esecontexto, las cuotas de GEI globales deben cerrarse para alcanzar el objetivode 1.5 -2.° C.

ParaErik Zindel, un tema importante para lograr este objetivo es seguir estas treslíneas estratégicas: el cambio de fuentes de generación de energía, la gestióneficiente de la energía y la eficiencia energética mejorada.

Cambiarlas fuentes de generación de energía requiere hacer la transición del uso delcarbón al gas natural, en primera instancia; promover un crecimiento agresivode los renovables; y, a largo plazo, pasar del uso del gas natural al hidrógenosostenible.

Lagestión eficiente de la energía necesita que se realice un almacenamiento de laelectricidad para los renovables fluctuantes; y una tecnología de redinteligente que pueda responder a la demanda.

Entanto, la eficiencia energética mejorada implica un uso eficiente de la energíay un acoplamiento de los sectores involucrados. En este último aspecto, Siemensbrinda el Power-to-X, una solucióntecnológica para descarbonizar la economía de sectores como el transporte, laindustria, entre otros, indicó el ejecutivo de la empresa.

¿Qué es el acoplamiento de lossectores involucrados?

Zindelexplicó que es necesario que se dé un acoplamiento entre el sector eléctrico ylos sectores consumidores de energía lo que llevaría a que la energíasostenible se ponga a disposición de los otros sectores que no tienen laposibilidad de descarbonizar por su propia cuenta. Esta cooperación esnecesaria para lograr los altos grados de descarbonización y reducción deemisiones GEI en el uso de energía.

Así,agregó, la proposición de valor sería el aumento de la eficiencia energética;la ayuda a la compensación de suministro/ demanda en casos de alta dependenciade energías renovables intermitentes; y la diversificación y mayorinterdependencia energética. Esto se lograría mediante los siguientesimpulsores: la reducción de las emisiones GEI; la mejora de la eficiencia energética;la reducción de dependencia de importaciones energéticas; la integración deenergías renovables y el desarrollo de nuevas tecnologías: como el transporteeléctrico, a baterías, con electrolizadores o combustibles sintéticos.

“El coche eléctrico y los ferrocarrileseléctricos son más eficientes y sostenibles, pero, si, además, usan hidrógeno noproducen gases de efecto invernadero. Debemos recordar que no todo es posibleelectrificarlo pronto y allí entra el hidrógeno. Debemos empezar a meter lasenergías renovables en la electricidad. Un avión que va hacia Madrid, porejemplo, tal vez no podamos electrificarlo hasta en cien años y debemosencontrarle una solución”,destacó Zindel.

¿Cómo mejorará el mundo con elacoplamiento?

Graciasa una mayor electrificación, el acoplamiento de los sectores mencionadospermitirá reducir significativamente el consumo de la energía primaria. Porello, se espera que, en el año 2040, la demanda de las energías sostenibles aumenteen 40 %.

Demanda de energías limpias

Pero,para lograr el acoplamiento de sectores y una economía descarbonizada esnecesario utilizar la electrólisis, dijo el especialista. Esta es una tecnologíafundamental que permite almacenar la energía producida por el exceso deelectricidad. El agua se descompone en oxígeno y gas de hidrógeno por medio deuna corriente eléctrica. A una presión de 200 bares, la densidad de energía delgas de hidrógeno es comparable a la de una batería de iones de litio.

Deeste modo, grandes cantidades de gas podrían almacenarse en las cavernassubterráneas y domos de sal del tipo utilizado por los proveedores de gasnatural como reservorios, o en la red de gas natural existente, que puedealojar hasta el cinco por ciento de hidrógeno sin dificultad. Es decir, esteúltimo podría transportar 130 teravatios-hora de energía eléctrica en forma dehidrógeno, lo que representa casi un cuarto del consumo de energía de Alemaniapor año.

“Como la mayor parte de laelectricidad verde va a ser intermitente, la gran mayoría de la energía delmundo va a ser energía eólica o energía solar, pues va a haber situaciones enlas que va a haber sobreproducción de energía y otras en las que va a faltarenergía. Entonces, la idea es que cuando haya energía sobrante la convierto, enplantas electrólisis, en un hidrógeno sostenible. Este hidrógeno lo puedoutilizar directamente, por ejemplo, como combustible para un camión”, afirmó Zindel.

Electrólisis

Relató,también, el ejemplo de Alemania, en el sector del transporte. “Si nos fijamos en el consumo de energía enel sector del transporte en Alemania, entre el 2015 y el 2050, esperamos unaumento general de eficiencia en el sector. Eso se debe a mejores neumáticos, aun menor número de camiones que transportan aire, luego, vamos a ver un aumentode eficiencia gracias a la movilidad eléctrica, especialmente los cocheseléctricos, porque son más eficientes ya que necesitan mucha menor energía paramoverlos”.

“Tenemos a una parte del transporteque se va a pasar directamente a la electricidad. Estamos hablando de un mayortransporte por ferrocarril y, al final, nos quedan todos los derivados delhidrógeno, todos los combustibles sintéticos como el metanol y el hidrógeno, detal manera que, para el 2050, Alemania puede eliminar cualquier tipo decombustible fósil en el sector del transporte”.

Zindeldijo que, en los próximos 30 años, el consumo de energía total del sistema sereducirá prácticamente a la mitad, a pesar de habrá un aumento de transporte entodo el sector, más tráfico de pasajeros y de carga. Las emisiones de efectoinvernadero se reducirán en más del 80 %, que es justamente lo que tiene quealcanzar Alemania, según el Acuerdo de París. ¿Qué significa esto? Que habráuna gran demanda de electricidad por cubrir y esta tiene que ser,obligatoriamente, generada por energías renovables.

“Acá hay un tema importante. ¿Por quéles muestro el ejemplo de Alemania?, pues porque no tiene unas buenascondiciones de energías renovables. Tiene un sistema eólico que no es de losmejores del mundo, entonces, producir este combustible sintético en Alemaniasiempre va a ser caro. Hay que tener en cuenta que este tipo de combustibles nonecesariamente se tiene que producir en Alemania, se puede producir en lospaíses que tienen buenas condiciones de energía solar y eólica como lo tenemosen Perú y exportar esa energía verde a países que van a tener déficit de esoscombustibles, como lo es Alemania. Va a ser el mercado del futuro, de la mismaforma que hoy lo es el petróleo”,finalizó Erik Zindel, quien ofreció estas declaraciones como parte de suparticipación en la ponencia “El rol delhidrógeno en el futuro energético descarbonizado” que se realizó durante elSiemens Energy Week PERÚ 2020.

Cabedestacar que la conversión de la energía renovable a combustibles sintéticospermite seguir utilizando la infraestructura existente para combustibleslíquidos. Por ejemplo, en el caso de un parque eólico de 200 MW, que puedegenerar 560 GWh. Esos 560 GWh permiten: en el tráfico aéreo, un recorrido de8.7 mil km anuales con seis aviones; en el transporte por carretera, 85 mil kmanuales con 50 mil autos; y, en el transporte privado, 520 mil km anuales con50 mil autos.


Escrito por: Electrotransporte
VOLVER