Noticias

¿Es posible una convivencia entre la industria petrolera, la pesca y el turismo?

26/08/2020


Esta interrogante fue analizada por destacados especialistasde los sectores de hidrocarburos, pesca y turismo, durante el Webinar “Sinergiasy coexistencia de la industria petrolera con otras industrias?, organizado porPerú Energía.

La primera exposición estuvo a cargo de Yuri HookerMantilla, reconocido biólogo marino, quien comentó que el mar tropical del Perúconcentra más del 75 % de toda la biodiversidad del mar Peruano y, además, másdel 60 % de los recursos perqueros de consumo directo del país provienen deesta área. “En el Norte la biodiversidad y, por tanto, la pesquería se puede dar acualquier profundidad. La biodiversidad de esta zona es simplemente maravillosaa cualquier profundidad”.

Agregó, también, que en ese lugar hay pueblos de pescadoresancestrales que dependen de la pesca artesanal y son muy cuidadosos con elmedio ambiente; numerosas especies endémicas, únicas en el mundo, y especiesamenazadas sin protección legal; y es un principal polo turístico de playas;sin embargo, no existe ningún área marina protegida.

“A pesar de laextraordinaria riqueza que tiene este sector de la costa peruana aún no existeningún área marina protegida en el norte peruano. Recordemos que Perú esfirmante del convenio internacional de biodiversidad que obliga al país aproteger a nuestras especies representativas de cada ecosistema que tiene”.

“El norte peruano es considerado uno delos lugares más biodiversos del mundo. Incluso, las plataformas petroleras quehan sido instaladas hace 30 o 40 años se han convertido en unos arrecifesartificiales muy impresionantes. Es decir, donde el humano ponga estructuras decualquier tipo debajo del mar, esto va a ser rápidamente colonizado por losorganismos. Entonces, mientras no haya contaminación, mientras no haya unimpacto esto también se llena de vida”, puntualizó el especialista.

Sin embargo, aclaró que, a través de los años, la actividad petrolera en elmar norteño ha causado importantes impactos y mantiene mucha estructuraobsoleta que daña el ambiente, la pesca, el turismo y genera desconfianza al notransparentar la información: “Losproblemas que se han venido viendo son los constantes derrames de petróleo apesar de que el Presidente de la Sociedad Nacional de Hidrocarburos, en unreciente congreso internacional de áreas marinas protegidas, dijo que en elPerú no se había presentado ni un solo derrame de petróleo. Entonces, todo estoha generado un enorme conflicto y desconfianza hacia esta actividad que,esperemos, se pueda resolver”.

La segunda exposición estuvo a cargo de TiffanyBayly Loero, gerente de Relaciones Institucionales en Tullow Oil, quien hablósobre las operaciones en el mar que viene desarrollando la empresa en la quelabora y cuáles son sus planes en Perú.

En ese sentido, indicó que, “para todas lasoperaciones en áreas ambientalmente sensibles, como es el mar peruano, TullowOil no opera áreas designadas como Patrimonio de la Humanidad por Unesco y sies que se llega a operar o hay la propuesta de operar un área natural protegidade la categoría I-IV de la UICN, los humedales Ramsar o Natura 2000, lo queTullow Oil tiene que hacer es buscar la aprobación de la Junta Directiva. Esto1) Por el compromiso que tenemos con el medio ambiente; 2) Tiene que ser unaoperación sostenible, sino no es viable; y 3) estamos bajo mucho escrutiniopúblico y de los accionistas”.

“No solo nos creemos el cuento, implementamos el cuento,sino que debemos cumplirlo también. Tenemos un procedimiento muy riguroso paraáreas de valor natural extraordinario”, aclaró.

La especialista explicó que existen algunos conceptos erróneosen torno de los levantamientos sísmicos, por ejemplo, el sonido del borradosísmico solo ocurre aproximadamente cada 10 segundos y dura solo una décima desegundo, lo que significa que el sonido solo se produce durante el 1 % deltiempo. Además, durante el periodo de la encuesta, el nivel de energía acústicase disipa rápidamente con la distancia. Mientras que un área permitida puedeser extensa, el área de actividad de la encuesta real es muy pequeña.

Puso, como ejemplo, el caso de la costa atlántica delos Estados Unidos, cuya área de estudio potencial se ha estimado en 500 milmillas cuadradas, sin embargo, en comparación con todo el Océano Atlántico esuna fracción muy pequeña de esa área; y el área que probablemente seráencuestada es mucho más pequeña.

Asimismo, el número de buques de prospección sísmicaen el mundo es relativamente pequeño, muy pequeño respecto de los miles debarcos pesqueros, embarcaciones militares y de recreo, todas produciendo ruidosde motores, sonares de navegación y otros equipos.

Esos buques operan frecuentemente a velocidades de 11a 23 millas por hora, a diferencia de las 6 millas por hora que emplean losbuques de inspección. Esto significa que los buques sísmicos presentan poco oningún riesgo de colisión con las ballenas francas, a diferencia del transportecomercial y las actividades pesqueras que son las principales fuentes delesiones y mortalidad de los mamíferos marinos que se encuentran en la partesuperior de la cadena alimenticia oceánica, ya que las ballenas no se acercan amenos de 500 metros de la embarcación. Además, las operaciones no soncontinuas, se detienen para hacer mantenimiento. El tiempo de inactividad es deentre 20 y 30 %, solo unas 15 horas de producción de sonido durante un periodode tres meses.

“Esta industria estácomprometida con el cuidadoso seguimiento del medio ambiente y apoya lainvestigación para arrojar luz adicional sobre el impacto, por más remoto quesea, que nuestras actividades puedan generar. Esas son las medidas generales,porque cuando Tullow Oil entra a un área y decidimos hacer sísmica, todo eso setiene que evaluar para ver si las distancias que se consideran a nivelinternacional son las más adecuadas aconsiderar para las especies del área donde vamos a operar”, afirmó Bayly.

Los comentarios de las exposiciones estuvieron a cargode Vanessa Cueto, presidenta en Derecho, Ambiente y Recursos Naturales – DARPerú; Jorge Echevarría, docente en la Universidad Nacional de Tumbes; LeonardoEras, subprefecto de Zorritos; Wilmer Ríos, gobernador regional de Tumbes; HumbertoSpeziani, exdirector en TASA y director en IFFO – The Marine IngredientsOrganisation, Past President en Confiep y Past President en la SociedadNacional de Industrias. La moderación estuvo a cargo de Jose Ignacio Beteta, presidenteen Asociación de Contribuyentes del Perú.

En su turno, Vanessa Cueto destacó la importancia defortalecer las normas ambientales y los procesos de certificación porque ayudana identificar los impactos reales de las operaciones petroleras.

“Actualmente, estamosen un proceso de reactivación económica y las actividades extractivas estánsiendo priorizadas, y conocemos de políticos que señalan que están en procesosde cambio de normativas para el sector hidrocarburos. Entonces, en estoscambios es importante ver cómo se va a seguir asegurando el fortalecimiento deestos procesos de certificación”.

En tanto, Jorge Echevarría destacó que es extraordinariala biodiversidad que tiene Perú y estamos obligados a conservar esabiodiversidad, pero es necesario también enfocarse, así como en el conocimientoque te dan los pescadores, en el que te da la academia.

“El conocimientocientífico lleva y termina en tecnología, y la tecnología nos ha permitidoavances en todos los campos. A mí me ha permitido ver que no es lo mismo hacerextracción o hacer exploración o explotación de hidrocarburos, como se hacía 50años, que como se hace hoy. Ahora se sabe que hay tecnología muy avanzada paratener muy pocos impactos”.

En cuanto al punto de visa de la autoridad de Zorritos,Leonardo Eras indicó “viví muy de cercael conflicto de los pescadores artesanales, sobre todo el del distrito de Canoasde Punta Sal, en el lote Z 38 donde estaban en total desacuerdo con laexploración y explotación del petróleo. Si bien es cierto, en el pozo marino 1no se encontraron los resultados esperados, pero sería factible que se dé todala facilidad para que sea una zona protegida, ya que esta es una zona dereproducción. Me gustaría que exista este apoyo”.

Por su parte, Wilmer Ríos, Gobernador Regionalde Tumbes, señaló que “nosotros, comoautoridades, tenemos dos aristas que destacar: debemos impulsar lasinversiones, específicamente las de hidrocarburos, pero también tenemos lapesca artesanal, la pesca a boliche y la pesca industrial. También me ha tocadovivir momentos difíciles de oposición permanente de los pescadores hacia lostrabajos de sísmica, de exploración con las diversas empresas que han estado enel litoral. Hoy, están algunas empresas con las que he podido conversar y notoun cambio sustantivo en incorporar tecnología para evitar impactos al medioambiente”.

Finalmente, Humberto Speziani explicó que eltema es muy complejo, por lo que es necesario ver todas las aristas, porejemplo, a cuántas millas se realizarán estos trabajos. “En la pesca industrialhay vedas grandes, tenemos vedas de tres meses y otros tres meses. Sí haytiempo para estos trabajos, pero estas vedas coinciden con el desogue.Entonces, es complejo, pero es posible”.


Escrito por: Electrotransporte
VOLVER