Noticias

FIAT seguirá apostando por los coches eléctricos pequeños

24/11/2022


FIAT ha sido históricamente una compañía de precios muy razonables. La llegada de la electrificación no cambiará tal hecho, según ha sugerido su propio CEO, Olivier François. La intención de la compañía es retomar el protagonismo del segmento A y B con coches totalmente eléctricos y de coste inferior a lo que propongan sus competentes más próximos.

Muchas compañías históricamente asentadas en modelos pequeños y de altos niveles de ventas están abandonando estos segmentos por lo elevado del coste de desarrollar versiones eléctricas y la imposibilidad de comercializarlos a un precio competitivo. Buen ejemplo de esto es Ford, que recientemente ha condenado a muerte al Fiesta después de varias décadas de servicio; Volkswagen bien podría hacer lo mismo con el Polo. Mientras tanto, desde FIAT ven estos cambios en la industria como “una oportunidad” y una noticia “simplemente fantástica”.

FIAT quiere retomar el protagonismo del segmento A y B con coches eléctricos asequibles. En los próximos años, la firma espera lanzar cinco nuevos modelos en Europa para unirse a la familia del FIAT 500e. La marca italiana se encuentra actualmente en plena restructuración de su gama de vehículos, y el primero en llegar podría aparecer en apenas unos meses, en 2023.

La compañía podría presentar a finales del próximo 2023 un modelo cimentado en la plataforma e-CMP de Stellantis. Esta sustentaría a un modelo hermanado con el Peugeot e-208 o el Opel Corsa-e, pero con un claro énfasis en posicionarse como “la alternativa más barata” y recuperaría un nombre mítico para la empresa: Panda. Según los rumores, este iniciaría su producción y venta comercial unos meses más tarde como modelo de 2025 y el cual buscaría rivalizar con el Renault 5 o el Dacia Spring.

El máximo directivo de FIAT se ha quejado de la falta de visión de otras compañías, puesto que están eliminando parte de sus vehículos más queridos y sin sustituto eléctrico a la vista, aunque no sin antes alegrarse por la eliminación de sus competidores principales. “El hecho de que no haya un Fiesta o un Polo es simplemente fantástico, porque es realmente el segmento al que pertenecemos. Es donde la gente espera que estemos”, afirmó el responsable.

“Estamos súper enfocados en hacer coches de los segmentos A, B y C pero con el motor, la carrocería y la tecnología adecuados. Lo que el cliente realmente deseará en ese momento”, afirmó François en su intervención. “Necesitamos volver a ser dueños del segmento B y debemos seguir siendo dueños del segmento A. Sabemos por qué los demás se van, y lo entiendo”, puntualizó.

Sin embargo, el propio François admitió que hacer coches eléctricos pequeños, asequibles y rentables es un gran desafío para las marcas automovilísticas. “La única forma rentable y fácil de volverse eléctrico ahora mismo es hacer coches súper premium, porque puedes incorporar un coste terriblemente alto”, asintió el CEO.

Asimismo, Olivier afirmó que FIAT, contrariamente a otras compañías, tiene una oportunidad frente a ellos, puesto que puede aprovechar el potencial del grupo Stellantis, donde los coches eléctricos rentables y pequeños ya son una realidad. “Sin Stellantis no estaríamos en buena forma. El modelo de negocio de FIAT o Citroën se basa en economías de escala. Cuando activas las sinergias y los apoyos todo se vuelve menos aterrador”, concluyó.

No obstante, ya han sido muchas las voces discordantes del discurso de Olivier. ¿Acaso el FIAT 500e es un coche eléctrico barato? Su precio de partida en España sobrepasa notablemente los 30.000 euros, un precio excesivamente elevado para un modelo del segmento A. Es posible que este coste se deba al aura chic que envuelve al pequeño modelo desde sus inicios, aunque es justificación suficiente para poner en duda las declaraciones del CEO sobre lanzar eléctricos baratos.


Escrito por: Periodista Electrotransporte
VOLVER