Noticias

La masificación de la electromovilidad en el Perú puede empezar por el transporte público, “como en otros países”

16/11/2021


La movilidad eléctrica es una de las grandes tendencias en el mundo y, aunque en el Perú esto aún va a paso lento, los objetivos apuntan a ir sumando esfuerzos para dar inicio a su masificación. A entender de algunos especialistas, una manera idónea de masificar este sistema limpio de transporte es empezando con el transporte público, como se ha hecho en otros países.

De acuerdo con Giuliana Guerrero, socio asociado de EY Perú, en otros países la masificación comenzó por el transporte público debido a que los autobuses tienen un recorrido mayor en las vías, apuntando hacia la mitigación de gases contaminantes. Asimismo, asegura que otro motivo por el que se empieza por el transporte público es porque la población puede sentir de una forma tangible los beneficios.

«Eso impacta también en la decisión de los consumidores privados», agrega.

En ese sentido, una de las propuestas hechas por el especialista de EY Perú para expandir un transporte público completamente amigable con el medio ambiente, es elevar los años de concesiones para las empresas operadoras en el transporte público, con el fin de que pueden adquirir buses eléctricos y pagar los créditos correspondientes.

El estudio Plan Nacional de Electromovilidad elaborado por EY también plantea que haya créditos tributarios contra el Impuesto a la Renta (IR) en las flotas y en la infraestructura de carga que utilizan vehículos eléctricos o híbridos.

Por su parte, el especialista de movilidad eléctrica de ABB en Perú, Johnny Guerrero, sostiene que en las nuevas licitaciones en el transporte público se pueden establecer el uso de vehículos eléctricos.

Situación transporte público

Este planteamiento resulta importante tomando en cuenta sobre todo que, según calcula Johnny Guerrero, en el país circulan tanto solo entre 4 a 5 buses eléctricos.

Hasta el año pasado en el Perú había 92.500 buses en total, pero la mayor parte son vehículos de combustión interna, indica Guerrero.

Alberto Morisaki, gerente de Estudios Económicos de la Asociación Automotriz del Perú (AAP), mencionó que del total de buses que hay desde el 2019 en el Perú, el 88% fueron buses a diésel, el 11% a gasolina y el 0,8 % a GNV (gas natural vehicular) y solo el 0,1% eléctrico.

“Hay que tomar en cuenta que los buses que ahora se están comercializando son modernos y generan menor emisión. Es positivo, pero debemos apuntar a vehículos más electrificados ”, dijo en una entrevista a El Comercio.

Asimismo, precisa que entre enero a septiembre de este año se comercializaron 913 vehículos eléctricos e híbridos, pero solo tres son vehículos pesados. “Dentro de ellos puede haber camiones en gran medida, pero buses es muy poco, a diferencia de lo que pasa en Chile y Colombia”, acota.

Por ejemplo, Chile cuenta con una flota de 820 buses eléctricos urbanos y 20 buses eléctricos interurbanos, según información hasta agosto del Ministerio de Energía de ese país. La meta que tienen llegar a tener en el 2040 el 100% del transporte público eléctrico.

Otro ejemplo es Colombia, que tiene 587 buses eléctricos operando en Bogotá, Cali y Medellín, y la ministra de trabajo de ese país, Ángela María Orozco, Dijo que se espera elevar a 1.589 el número de unidades eléctricas para el 2022.

Dato:

EY estima que al 2030, en un escenario sin electromovilidad, el parque automotor nacional emitirá casi 2,5 millones de toneladas de dióxido de carbono, mientras que en un escenario de alta intervención para el fomento de vehículos eléctricos, las emisiones de CO2 alcanzarían casi 1,3 millones de toneladas. Es decir, que para ese año se podría llegar a reducir casi un 1,2 millones de toneladas de CO2 que emita el parque automotor, representando una disminución del 48%.


Escrito por: Electrotransporte
VOLVER