Noticias

Moscú le dice adiós a sus trolebuses

31/08/2020


Para algunos, un símbolo de la ciudad, para otros parte del pasadoque debe renovarse, pero sea cuál sea la idea que tengan de ellos, los trolebuseshan pasado más de 80 años llevando y trayendo a los moscovitas de su trabajo,la universidad o del teatro. Ocho décadas en las que el denominado “autobús concuernos” recibía, sobretodo, quejas de sus usuarios.

Sin embargo, desde este mes, ya no se escuchan las quejas ni susresoplidos, tampoco su tintineo cuando paraba porque, para sorpresa de muchos, elayuntamiento de Moscú ha cerrado su red de trolebuses con el claro objetivo deapostar por el autobús eléctrico.

“La decisión no fue fácil para nosotros. Pero comprendemos que esun paso adelante”, aseguró Leonid Antónov, director general de la empresamunicipal de transportes Mosgortrans respecto del cierre de esta res detransporte

Cabe resaltar que las autoridades de Moscú vienensustituyendo su flota de trolebuses por autobuses desde hace años, de loscuales algunos son eléctricos y se espera incrementar las unidades de estetipo. A la fecha, hay 450 de estos vehículos en 36 rutas. Se espera que, a finde año, se llegue a las 600 unidades y, en 2024, a 2600.

El 25 de agosto, cuando los cables del trolebús se apagaron, seinició “una nueva época del transporte eléctrico”, según Antónov. A pesar deque, en enero de este año, cuando se rumoreó en las redes que la era de lostrolebuses terminaría, la empresa desmintió esa información.

Un grupo de diputados de la Duma de Moscú le exigió al alcalde, SerguéiSobianin, que mantuviera los trolebuses, ya que, similar al autobús de dospisos en Londres, el trolebús podría convertirse en el símbolo de Moscú.“Muchas ciudades del mundo están desarrollando el transporte eléctrico. Nadieestá tratando de reemplazar un tipo de transporte eléctrico por otro. Moscú nodebería ser un ejemplo negativo único”.

Deigual manera, existe un grupo de apoyo al trolebús denominado “Moscovitas porel trolebús”, activo en redes sociales. En agosto, cuando la decisióndefinitiva aún no se conocía, conductores y activistas decían en un vídeo en YouTube queera una “destrucción de la historia, un perjuicio deliberado de la ecología dela ciudad”.

Otrofuerte reclamo al ayuntamiento es que la mayoría de los vehículos quesustituyen a los trolebuses sean autobuses de combustible. “Este transporteeléctrico, limpio, silencioso, económico y ecológico sirvió a los moscovitasdurante 87 años, sobrevivió a la guerra, al colapso de la URSS, a Luzhkov(exalcalde), pero no a Sobianin”, señaló el político y urbanista MaximKats.

Los trolebuses que se han retirado no irán al desguace. Moscú losregalará a otras ciudades. Varios ya están en Chitá, Sarátov o Nizhni-Nóvgorod.Además, los más nostálgicos pueden seguir usando el trolebús, pero solo en unaúnica y corta línea que quedará en la ciudad, con trolebuses de época y cercadel Museo de Transporte de Moscú, que se abrirá muy pronto.


Escrito por: Electrotransporte
VOLVER