Noticias

Tesla recomienda cargar las baterías LFP al 100 %

27/05/2022


Las baterías de litio-ferrofosfato (LFP) son prácticamente la mitad de las equipadas en Tesla Model 3 y Model Y, los de inferior precio. Estas baterías tienen algunas diferencias respecto a las NMC empleadas en modelos superiores. El fabricante solicita en el manual de instrucciones cargar las baterías al máximo, incluso a diario, al menos una vez por semana.

«Si su vehículo está equipado con una batería LFP, Tesla le recomienda que mantenga el límite de carga al 100 %, incluso para el uso diario, y que cargue completamente su vehículo al 100 % al menos una vez por semana. Si el Model 3 ha estado estacionado durante más de una semana, Tesla le recomienda que conduzca el vehículo como lo haría normalmente y que lo cargue al 100 % lo antes posible».

Aunque las baterías de automoción no son como las de la electrónica de consumo, para mejorar su vida útil es conveniente evitar cargas completas o descargas profundas si no es necesario. En los coches eléctricos los valores de 0% y 100% no corresponden necesariamente con los reales, como medida de protección (de ahí la diferencia de capacidad útil y bruta). Con las químicas LFP, la cosa cambia un poco.

En las baterías NMC la diferencia de voltaje entre cargadas y descargadas suele estar entre 3 y 4,2 voltios. Los voltajes elevados afectan a la vida útil porque aceleran la degradación, pero lo mismo pasa con voltajes muy bajos. En las baterías LFP el voltaje es más estable entre estados de carga (SoC) bajos o altos, por lo que el dato varía poco de 3,2 voltios.

La parte buena es que duran más, la parte mala es que resulta más difícil evaluar cuánta energía hay disponible. Para que el vehículo pueda determinar cuántos kilómetros va a poder hacer, el sistema de gestión de batería (BMS) precisa referencias de voltajes altos y bajos. De esta forma, su predicción es más precisa.

Tesla está pidiendo a sus clientes sacrificar un poco de vida útil a cambio de poder ofrecerles autonomías más precisas, de ahí la recomendación del manual de instrucciones. En cambio, poner un límite a la recarga del 80% es más favorable para conservar las baterías, aunque puede perderse precisión por el camino. ¿Y el término medio? Pues recargar al 100% una vez a la semana, pero tratando de gastar el 20% superior cuando se pueda, y que no permanezcan mucho tiempo así.


Escrito por: Periodista Electrotransporte
VOLVER