Noticias

Tesla utilizará las baterías Blade de BYD

09/06/2022


A mediados del año pasado, FCE se hizo eco de un informe publicado en la prensa china que indicaba que Tesla se encontraba negociando con BYD el empleo de sus avanzadas baterías Blade. Este movimiento permitiría a la firma californiana reducir su dependencia de CATL, su actual proveedor de baterías LFP (litio-ferrofosfato).

Ahora, un alto ejecutivo de BYD ha confirmado la existencia de este acuerdo. «Ahora somos buenos amigos de Elon Musk porque nos estamos preparando para suministrar baterías a Tesla muy pronto», ha declarado Lian Yubo, vicepresidente ejecutivo de BYD, durante una entrevista con Kui Yingchun, presentador de la emisora ​​CGTN.

BYD, líder mundial en ventas de automóviles enchufables (eléctricos e híbridos enchufables) en lo que va de año, también es uno de los mayores productores de baterías del mundo; de hecho, es muy probable que a corto plazo termine superando a CATL como cabeza del sector (en abril, BYD fue capaz de producir 4,19 GWh de baterías LFP, frente a los 3,05 GWh de su rival, que se mantiene en primera posición gracias a la demanda de otras químicas).

Las baterías Blade de BYD son de tipo LFP. Se caracterizan por un diseño CTP (Cell to Pack) libre de módulos, estando compuestas por una matriz de celdas singulares alargadas (de 0,6 a 2,5 metros de largo) que se insertan en el pack. Esta estructura optimizada permite mejorar el aprovechamiento del espacio, aumentando la densidad volumétrica en un 30%.

Tesla podría emplear las baterías Blade de BYD en su modelo de acceso

Su densidad energética de 140 Wh/kg y su coste, un 30% inferior al de otras baterías LFP, las hacen muy competitivas. De acuerdo con BYD, su vida útil ronda los 1,2 millones de kilómetros en ocho años de uso; además, pueden acceder a cargas ultra-rápidas de alta potencia sin necesidad de recurrir a costosos sistemas de refrigeración.

Durante las pruebas de perforación realizadas durante su desarrollo, las baterías Blade no emitieron humo ni fuego, y su superficie solo alcanzó temperaturas de entre 30 y 60º C (cifra muy reducida si la comparamos con unas baterías de litio convencionales, que en las mismas pruebas alcanzan entre 200 y 400º C de temperatura superficial).

BYD también aplastó, dobló, calentó en un horno a 300º C y sobrecargó al 260% las celdas sin que se incendiaran o explotaran. Por ello, la compañía hace especial hincapié en su elevada seguridad. Aunque todavía no hay confirmación oficial, los rumores apuntan a que las baterías Blade de BYD podrían emplearse en el futuro modelo de acceso de Tesla (¿Model C?), un compacto eléctrico con un precio de partida de 25.000 dólares que se fabricará en China para todo el mundo.

Fuente: Híbridos y Eléctricos


Escrito por: Periodista Electrotransporte
VOLVER